¿Cuál es tu tipo de piel?

¡Hola mis amores! Hoy quiero iniciar este blog con una pregunta, ¿Conoces tu tipo de piel?

Pues, estoy segura que la mayoría de ustedes tienen una idea de cómo reacciona tu piel en cada temporada, esas son las características que deberían darle un indicio de cuál es tu tipo de piel, lo cual tiene una importante repercusión en cómo debes cuidarla. Es por eso que necesitas conocer qué tipo de piel tienes para brindarle la mejor atención durante los cambios climáticos de cada temporada.

Existen cuatro tipos básicos de piel saludables: piel normal, seca, grasa y combinada. El tipo de piel es determinado por la genética. Sin embargo, la condición de nuestra piel puede variar de acuerdo a los diversos factores internos y externos a los que está sujeta. Así que comencemos:

PIEL NORMAL, «Normal» es un término ampliamente utilizado para referirse a una piel bien equilibrada: ni demasiado grasa ni demasiado seca, las características de una piel normal son:

  • Ninguna o pocas imperfecciones
  • Sin sensibilidad severa
  • Poros apenas visibles
  • Una tez radiante

Consejos para cuidar la piel: Seguir los aspectos básicos del cuidado de la piel que todo tipo de piel necesita es suficiente; usa diariamente un limpiador suave y efectivo, un tónico, un exfoliante no irritante e hidratante, protector solar con FPS 30 y una crema hidratante.

PIEL SECA, «seca» se utiliza para describir un tipo de piel que produce menos sebo que la piel normal. Como resultado de la falta de sebo, la piel seca carece de los lípidos que necesita para retener la humedad y construir un escudo protector contra las influencias externas. La piel seca puede sentirse apretada y áspera y verse opaca. Si tu piel es seca, estas son las características:

– Poros casi invisibles

  • Tez opaca y ásperaManchas rojas
  • Manchas rojas
  • Tu piel es menos elástica
  • Líneas más visibles

Consejos para cuidar la piel: Es importante el uso de humectantes y evitar duchas y baños largos y calientes. Los especialistas también recomiendan el uso de una crema que contenga ácido láctico y urea, y por supuesto un protector solar suave e hidratante.

PIEL GRASA, «Grasa» se utiliza para describir un tipo de piel con una mayor producción de sebo. Esta sobreproducción se conoce como seborrea. La piel grasa tiene un brillo brillante y poros visibles. Si tienes piel grasa, probablemente tengas:

  • Poros dilatados
  • Tez opaca o brillante, gruesa
  • Espinillas, granos u otras imperfecciones.

Consejos para cuidar la piel: La piel grasa necesita un limpiador suave a base de agua todas las mañanas, un exfoliante suave 2 o 3 veces por semana (exfoliantes químicos, como los AHA y BHA son buenos), un tónico, protector solar y un humectante ligero. Además, la piel grasa necesita tratamientos faciales profesionales mensualmente.

PIEL COMBINADA, la piel combinada consiste en una mezcla de tipos de piel. Tu piel puede ser:

  • Poros que se ven más grandes de lo normal, porque están más abiertos
  • Puntos negros
  • Piel brillante
  • Puede ser seco o normal en algunas áreas y aceitoso en otras.

Consejos para cuidar la piel: Puedes usar un limpiador en crema suave que funcione para las partes grasas y secas de la cara, los tónicos también son importantes para equilibrar los niveles de pH de la piel, también necesitarás un suero de retinol con SPF y una crema hidratante profunda pero no fuerte.

Así que, mis skin lovers busquen ayuda de un esteticista profesional que les ayude a determinar su tipo de piel y les permita proveerle el cuidado necesario durante todo el año.

Deja un comentario

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - $0