5 Mitos y Verdades sobre los Aceites Esenciales

En el extenso mundo de los aceites esenciales, hay una gran cantidad de información sobre cómo puede ayudar a la mente, cuerpo y medio ambiente. Pero al igual que con cualquier movimiento vasto o popular, es probable que haya información errónea manipulada por Internet. Es por eso que basado en mi experiencia con aceites esenciales para el cuidado de la piel y mis conocimientos en el área, deseo revisar con ustedes algunos mitos que ventilan por ahí y aclararles cómo realmente funcionan estos productos:

Mito 1: Si un aceite esencial causa quemaduras o sarpullido, entonces es solo la forma de desintoxicación de su cuerpo:

Verdad: Solo porque algo es natural, no significa que siempre sea bueno para ti. Si tu cuerpo se ve afectado de tal manera que tiene erupciones rojas, definitivamente deberás dejar de hacer lo que sea que haya hecho. Desintoxicar es sacar cosas malas del cuerpo, por lo que cuando aparece una quemadura o erupción es todo lo contario a lo que realmente buscamos.

Mito 2: Si no le gusta el olor de cierto aceite esencial, significa que tu cuerpo lo necesita:

Verdad: Si tu cuerpo rechaza algo, significa advirtiendo algo en contra del producto.

Mito 3: El orden en que mezcla los aceites esenciales para la aromaterapia determina la forma en que huele y su función terapéutica:

Verdad: Si los aceites se mezclan en el mismo porcentaje cada vez, el orden de mezcla de los aceites esenciales nunca daría lugar a una diferencia significativa para los olores y la función terapéutica. Algunas personas afirman que hay una diferencia, pero generalmente se debe a que no pueden agregar la cantidad exacta de aceite a la mezcla.

Mito 4: Los aceites esenciales pueden curar mi resfriado:

Verdad: No hay evidencia que demuestre que los aceites esenciales en general curen el resfriado. Sin embargo, los aceites esenciales pueden ayudar aliviando el dolor de garganta o aclarando la nariz tapada.

Mito 5: Ejecutar el difusor a tiempo completo en el hogar es bueno para el aire:

Verdad: El funcionamiento continuo de la máquina podría tener efectos negativos: demasiado aceite esencial en el aire puede causar picazón en la garganta o lagrimeo, o puede acostumbrarse al aroma y no poder olerlo más.

Hoy en día, muchos difusores vienen con un temporizador de apagado automático o le dan la opción de elegir durante cuánto tiempo ejecutar el difusor.

Por lo tanto, significa que los aceites esenciales no son solo ambientadores glorificados, sino que también contienen compuestos farmacológicos con compuestos bioactivos, muchos de los cuales podrían competir con los medicamentos recetados. Sin embargo, tampoco son completamente inofensivos, el uso excesivo puede causar irritación, alergias o efectos secundarios desconocidos.

Deja un comentario

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - $0